Honduras logra calificación B1 con perspectiva estable de la firma Moody’s

 La calificadora internacional Moody´s  le otorgó hoy a Honduras la calificación de B1 con perspectiva estable, lo que significa que el país crece de manera sostenible gracias a las políticas macroeconómicas del Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández.

En comparecencia de prensa, la ministra de Finanzas, Rocío Tábora, afirmó que “esto es el resultado de manejar los gastos, la recaudación,  las reservas, todo lo que es política fiscal y monetaria de manera correcta, buscando como fin último el beneficio de la ciudadanía”.

“A las 3:00 de la tarde, hora de Honduras (5:00 de Nueva York),  Moody´s emitió un boletín en el que califica a Honduras con B1 con una perspectiva estable. Esto significa que nos mantenemos en constante crecimiento y no retrocedemos”, apuntó.

“Esta calificación la recibimos con bastante satisfacción. B1 con perspectiva estable significa que se evalúa a los países de acuerdo al nivel de confianza y del riesgo del mismo y su credibilidad”, explicó.

Tábora remarcó que “ahora somos de los países que tenemos un bajo riesgo en el tema de credibilidad e inversión”.

La estabilización de los ingresos, los logros del  Servicio de Administración de Rentas (SAR), el control del gasto basado en la Ley de Responsabilidad Fiscal se ha cumplido y con ello se ha permitido tener esa calificación por parte de Moody´s, acotó.

“Tener la casa en orden permite tener prestigio, sostenibilidad, crecimiento y esto se ha logrado en este Gobierno con las calificadores internacionales y organismos de crédito mundiales”, resaltó la funcionaria.

La evolución de Honduras

El presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato, detalló que en junio de 2013 si Honduras salía a buscar dinero para financiamiento le costaba 7,5 por ciento más casi un 3 por ciento.

“Mientras a Honduras la costaba casi 10 por ciento los dineros, a Argentina,  Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, les costaba 6,5”, agregó.

“Honduras logró en 2018 tener menor riesgo país en porcentajes, gracias a las políticas monetarias del Gobierno del presidente Hernández en comparación con países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú”, destacó.

De cada 100 lempiras que produce Honduras, 80 lo pone el sector privado y el 20 el Gobierno, y de esa inversión el 70 por ciento es nacional y el 30 por  ciento es extranjera, explicó.

“El Gobierno, al obtener estas calificaciones, consigue con los bancos como el BID y el BM que le presten a más bajos intereses, generando más empleo”,  subrayó Cerrato.

Dineros para más obras

La directora del SAR, Miriam Guzmán, apuntó que “alcanzar estas calificaciones permiten al país tener más recursos en concepto de créditos para llevar más viviendas, más techos, más ecofogones, más pilas, filtros, huertos familiares, bolsas solidarias y Créditos Solidarios” a los hondureños.

Guzmán llamó a la reflexión a los sectores que mantienen polarizado el país porque “el daño se lo hacen al hondureño de a pie, al inversionista que se va del país y deja de crear empleos, engrosando así la fila de las personas sin un trabajo”.

“El hondureño tiene que ver el esfuerzo que desde el Gobierno hacemos por construir un mejor país y los que quieren destruir todo lo que hemos edificado”, puntualizó.

Enumeró que en los últimos días en la costa norte se han quemado por parte de manifestantes 69 cabezales, perjudicando el desarrollo económico del país. “Esto no permite generar más empleos y más inversiones”, subrayó.