Honduras y Unión Europea promoverán el empleo decente y los derechos humanos

El Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández y la Unión Europea (UE) firmaron hoy dos convenios para la promoción del empleo decente y de los derechos humanos, como parte del fortalecimiento de las relaciones de cooperación entre ambas partes.

Los convenios, suscritos en Casa Presidencial, están enfocados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) impulsados por Naciones Unidas que buscan promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, así como lograr la igualdad de género y empoderar a todas las  mujeres y niñas.

El convenio sobre empleo acompaña, a través del programa Euroempleo, los esfuerzos del Gobierno para la promoción y sostenibilidad del empleo  decente, mejora de las calificaciones de la fuerza laboral y la eficiencia del mercado laboral, así como el fortalecimiento del acceso a los mercados y la competitividad del micro y pequeñas empresas hondureñas.

Además, busca brindar acceso al empleo mediante la mejora de las habilidades en la fuerza laboral y el fomento empresarial en Honduras.

Este documento fue firmado por el embajador de la UE en Honduras, Alessandro Palmero, y el ministro de Trabajo, Carlos Madero.

El segundo convenio, ProDerechos, fue suscrito por Palmero y la ministra de Derechos Humanos, Karla Cueva, está orientado al apoyo a los derechos humanos y a la democracia en Honduras y tiene como propósito contribuir en la consolidación de la promoción, el cumplimiento y respeto de los derechos humanos en Honduras.

La contribución total de la UE entre ambos convenios es de 68.4 millones de euros, equivalentes a un poco más de 76 millones de dólares (más de 1.900 millones de lempiras).

Empleos dignos y derechos humanos

El embajador de la UE indicó que “con Honduras tenemos una relación muy fuerte; trabajamos juntos en múltiples ámbitos: comercio, diálogo político, educación superior, investigación, cambio climático” y otros.

“Pero los temas que tratamos hoy: el respeto a los derechos humanos y del empleo digno, son centrales en nuestra relación”, añadió Palmero.

Reconoció que el empleo digno mejora la inclusión social, la estabilidad permite a los trabajadores enfrentar el futuro con optimismo, porque saben que están creando las condiciones para que la vida de sus hijos también sea digna y buena, y eso es fundamental para cualquier ser humano. Los ciudadanos son la riqueza principal para todos los países.

“Estoy convencido de que con el programa Euroempleo Honduras podrá ofrecer más empleos dignos y más oportunidades, y las raíces de los problemas de esos fenómenos migratorios se van a resolver”, afirmó.

Palmero aseveró que “para disfrutar de esas oportunidades se requiere de un Estado de derecho sólido que garantice a sus ciudadanos el disfrute pleno de todos los derechos humanos. Garantizar los derechos humanos hace que nuestras sociedades crezcan fuertes y seguras”.

“Cuando los derechos civiles, los derechos sociales y la libertad individual están garantizados, es el momento en que nuestras sociedades pasan a ser realmente fuertes, protegidas y seguras, y es así que ProDerechos contribuirá a fortalecer los marcos institucionales a nivel local y nacional”, dijo el representante de la UE.

El acuerdo y el trabajo de conjunto

El presidente Hernández calificó a “Europa como un gran socio en el desarrollo social de Honduras y hoy se vuelven a unir las dos regiones en firmas de convenios que representan mucho beneficio para el país”.

Comentó que hoy asistió a un importante encuentro con los alcaldes de Honduras y dijo sentirse contento “por los acuerdos que se tienen entre los gobiernos locales, Congreso Nacional y Gobierno Central, y eso dice mucho sobre lo que se puede trabajar en favor de Honduras”.

Hernández recordó que el lunes Honduras logró un acuerdo histórico con el Fondo Monetario Internacional y eso denota que el país sigue creciendo como ningún otro lo hace en el mundo en la parte económica.

“Ahora lo importante es que ese crecimiento se refleje en ayuda a los más necesitados de Honduras”, aseveró.

Empleo y derechos humanos

Hernández agradeció “a la Unión Europea por financiar estos dos programas en favor de las metas que tiene Honduras en su hoja de ruta hacia el desarrollo económico”.

“Euroempleo viene a fortalecer la generación de empleo en un momento en el que reestructuramos el Infop en Honduras y además se trabaja en reformas educativas para satisfacer la oferta laboral”, refirió.

Resaltó que “Honduras crecerá este año a 3.5 del PIB, una cifra envidiable para otros países, pero necesitamos que esa cifra tenga la movilidad social que apoyará a los más necesitados del país”.

El gobernante destacó que Honduras alcanzará ese crecimiento en 2019 a pesar de no contar con más de 5.000 millones de lempiras por el bajo precio del café, además del alto precio del petróleo y del bajo precio de la palma africana.

Empero, recalcó, “vamos a crecer y eso dice que estamos en el camino bueno hacia el desarrollo económico”.

“Estamos haciendo nuestra parte, estamos generando empleo y estos convenios fortalecerán aspectos importantes en materia de empleo y derechos humanos, con errores, sí, pero no dejamos de trabajar en favor de las mayorías”, manifestó.

El mandatario recordó que “Honduras es un Estado respetuoso de las garantías elementales de la población y eso se demuestra con el funcionamiento de una Oficina General de Derechos Humanos de la ONU que opera en completa normalidad en el país”.

“En los últimos años hemos trabajado para frenar esa vorágine de violencia, hemos perdido más vidas que en el conflicto bélico con El Salvador en 1969 o la guerra entre Estados Unidos y Vietnam, pero no dejamos de trabajar en materia de derechos humanos para fortalecer a Honduras”, dijo Hernández.

Advirtió que “maras y Pandillas atentan contra el Estado queriendo implantar un estado de terror en las regiones donde residen; este fenómeno no solo es complejo, es la más grande tragedia que Honduras ha vivido”.

También advirtió que “no podemos permitir que las maras y pandillas quieran participar en la conformación y el fortalecimiento del Estado de derecho al querer influir en los procesos eleccionarios; ya lo vimos en Honduras y en otros países”.