Tras 50 años encadenado con cadenas de espinas un elefante llora al ser liberado

El sufrimiento que tiene que padecer un animal salvaje solo porque una persona se ha encaprichado con él es inimaginable. Pero si encima esa personas además de haberlo capturado lo maltrata y descuida, no nos hacemos una idea del infierno en el que debe vivir durante sus largos años.

Injustamente, nuestro protagonista de hoy se vio obligado a ser el entretenimiento de una persona despiadada. Este hombre decidió dejar al elefante, llamado Raju, encadenado con cadenas de espinas durante 50 años pero no solo eso sino que lo desatendió  totalmente y el pobre animal cautivo tuvo que estar comiendo desechos y ciertas piezas de comida que los vecinos de su «propietario» le llevaban.

Todo esto ocurrió en Allahabad (India).Bien es cierto que en este país es frecuente ver a elefantes como mascotas o como partícipes de ciertas celebraciones pero de ahí a maltratar a un animal de esa manera hay un gran paso.

Afortunadamente Raju fue rescatado por una asociación que se dedica al rescate de animales ahí en la India, dicha asociación se llama Wildlife SOS. Gracias a los componentes de esta organización, Raju recibió el mejor regalo que podría haber tenido ¡Le regalaron una mejor y nueva vida!

Por su parte, los rescatitas para poder conseguir que nuestro protagonista pudiera tener una nueva vida, tuvieron que actuar de manera eficaz ya que su vida dependía de un hilo pues estaba muy herido y lastimado. Necesitaba ayuda profesional cuanto antes. Las cadenas que estaban atadas a sus patas habían conseguido que poco a poco se le cortara la carne de alrededor y tenía una grave infección que había sido provocada por la parte cortada de su piel.

Rápidamente este elefante fue cuidado, tratado y querido por todos los integrantes de Wildlife SOS. Poco a poco se fue recuperando de sus heridas gracias a las atenciones veterinarias y los cuidados que la asociación le estaba brindando. En poco tiempo el elefante no solo había conseguido conquistar a los integrantes del refugio sino que también conquistó a medio mundo cuando su vídeo se hizo viral ya que en el vídeo se mostraba como lágrimas caían por el rostro de Raju tras haber sido liberado y rescatado.

El momento es tan bonito y especial, que los rescatadores de este elefante lo apodaron como «el elefante llorón» como apodo cariñoso y después de su rescate, Raju se convirtió en todo un icono de esperanza para otros elefantes en cautiverio de los que todavía se abusa y se siguen explotando.

Actualmente Raju va a celebrar pronto su cuarto aniversario de ser libre y el Centro de Conservación y Cuidado de Elefantes de la Vida Silvestre, ubicado en Mathura, va a realizarle una fiesta en su honor.

Raju ya no tiene que preocuparse de volver a ser encadenado o volver a vivir una vida en cautiverio y todo gracias a la organización Wildlife SOS. Esta organización hace una tarea impresionante y la cual admiramos mucho puesto que su trabajo no solo está compuesto de rescatar a los animales sino que también se aseguran de que vayan a tener una vida saludable, feliz y sobre todo segura. FUENTE : yotengovoz