Presidente Hernández pide a FNAMP investigar a extranjeros que extorsionan con créditos

El presidente Juan Orlando Hernández informó hoy que solicitó que la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) investigue a los extranjeros y algunas asociaciones ilegales que otorgan créditos con altas tasas de interés en todo el país y que luego los utilizan como armas de extorsión.

El Presidente refirió que se ha detectado en varios sectores del país la presencia de extranjeros, algunos colombianos, mexicanos y guatemaltecos, así como maras y pandillas, que se dedican a esa actividad.

Hernández se refirió al tema en la inauguración de la segunda agencia de primer piso del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi) en San Pedro Sula, donde subrayó que el servicio de esta institución bancaria “tiene como objetivo facilitar el acceso para la micro y pequeña empresa”.

El mandatario señaló que, según las investigaciones realizadas por el servicio de Inteligencia, esos extranjeros “están prestando dinero a un altísimo interés diario, que se vuelve un problema porque luego eso es extorsión”.

Ante ese problema, informó, “se giraron instrucciones a la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas, que maneja el tema de la extorsión, que profundice, investigue, en mercados y en todos los lugares, para que la gente pueda presentar la denuncia y se atienda ese problema”.

Investigación a todo nivel

Hernández indicó que el tema del financiamiento va ligado con el de seguridad, por cuanto, a mayor inversión, mayor crecimiento económico para el país.

Mientras se realizan las investigaciones pertinentes sobre esos extranjeros, en paralelo el Gobierno impulsará el acceso al crédito a través de cooperativas y financieras que trabajarán con Banhprovi y Crédito Solidario, explicó.

También solicitó la colaboración de la población para que presente las denuncias con la prudencia del caso, “porque no es justo que se le cobre a alguien el 20 por ciento de interés diario, eso no es posible”.

Lamentó que esos créditos después degeneren en extorsión, “porque, aunque la gente no hable, es lógico que pone su vida en garantía, y ese es otro tema en el que se está trabajando en materia de seguridad”.

Al consultarle los medios de comunicación si se va a cortar ese problema de raíz, el mandatario les respondió: “Sin dudas, de eso se trata”.