Papa Francisco llama a jóvenes “a construir canales para generar espacios hoy”

“Para Jesús no hay un mientras tanto, sino amor de misericordia que quiere anidar y conquistar el corazón”, señala.

– El presidente Hernández dijo que “a la juventud, a los adultos y a todos los que estamos aquí nos sentimos alegres y dichosos de haber participado de este encuentro”.

– Sobre el mensaje que envía el Papa Francisco, el mandatario expresó que  “es  la ruta de mejorar las condiciones para que nuestro pueblo se desarrolle”.

Ciudad de Panamá (Panamá), 27 de enero. El presidente Juan Orlando Hernández y la primera dama, Ana García de Hernández, participan hoy, de la Eucaristía de Clausura de la 34 Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

La Santa Eucaristía fue presidida por el Papa Francisco en compañía de cardenales, obispos, arzobispos, laicos comprometidos de toda América Latina, así como jóvenes de todo el mundo que acudieron a la JMJ en Ciudad de Panamá.

Construir canales

En su homilía,  el  Papa Francisco centró su mensaje en uno de los frutos del pasado Sínodo, que fue la riqueza de poder “encontrarnos y, sobre todo, escucharnos”.

“La riqueza de la escucha entre generaciones, la riqueza del intercambio y el valor de reconocer que nos necesitamos, que tenemos que esforzarnos en propiciar canales y espacios en los que involucrarse en soñar y trabajar el mañana ya desde hoy”, apuntó el máximo jerarca de la iglesia católica.

Pero no aisladamente –añadió- “sino juntos, creando un espacio común. Un espacio que no se regala ni lo ganamos en la lotería, sino un espacio por el que también ustedes deben pelear”.

“Ustedes jóvenes deben pelear por su espacio hoy, porque la vida es hoy, nadie te puede prometer un día del mañana. Tú lugar es hoy, tu espacio es hoy, ¿cómo estás respondiendo a esto?”, acotó.

 

“Jóvenes son el ahora”

El Papa Francisco afirmó que “ustedes, queridos jóvenes, no son el futuro. Nos gusta decir que son el futuro, no. Son el presente, ustedes jóvenes son el ahora de Dios”.

“Él los convoca y los llama en sus comunidades, los llama en sus ciudades para ir en búsqueda de sus abuelos, de sus mayores; a ponerse de pie y junto a ellos tomar la palabra y poner en acto el sueño con el que el Señor los soñó”, indicó.

Asimismo, el sumo pontífice amplió: “No mañana, ahora, porque allí, ahora, donde esté su tesoro allí estará también su corazón; y aquello que los enamore conquistará no solo vuestra imaginación, sino que lo afectará todo”.

Subrayó que “será lo que los haga levantarse por la mañana y los impulse en las horas de cansancio, lo que les rompa el corazón y lo que les haga llenarse de asombro, de alegría y de gratitud”.

Agregó que “sientan que tienen una misión y enamórense, que eso lo decidirá todo. Podremos tener todo, pero queridos jóvenes, si falta la pasión del amor, faltará todo. La pasión del amor hoy y dejemos que el Señor nos enamore y nos lleve hasta el mañana”,  puntualizó.

 

No hay “mientras tanto”

De igual modo, Francisco dijo que para  Jesús no hay un “mientras tanto” sino amor de misericordia que quiere anidar y conquistar el corazón. Él quiere ser nuestro tesoro, porque Jesús no es un “mientras tanto” en la vida o una moda pasajera, es amor de entrega que invita a entregarse.

“Es amor concreto, de hoy, cercano, real; es alegría festiva que nace al optar y participar en la pesca milagrosa de la esperanza y la caridad, la solidaridad y la fraternidad frente a tanta mirada paralizada y paralizante por los miedos y la exclusión, la especulación y la manipulación”, señaló.

“Hermanos: El Señor y su misión no son un “mientras tanto” en nuestra vida, un algo pasajero, no son solo una Jornada Mundial de la Juventud son nuestra vida de hoy y caminando”, expresó.

De igual modo,  manifestó que todos estos días de forma especial ha susurrado como música de fondo el “hágase” de María. Ella no solo creyó en Dios y en sus promesas como algo posible, le creyó a Dios y se animó a decir “sí” para participar en este ahora del Señor. Sintió que tenía una misión, se enamoró y eso lo decidió todo. Ustedes sientan que tienen una misión, se dejen enamorar y el Señor decidirá todo.

Como sucedió en la sinagoga de Nazaret –contó- el Señor en medio nuestro, sus amigos y conocidos, vuelve a ponerse de pie, a tomar el libro y decirnos: Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír (Lc 4,21)”, profundizó.

Para finalizar, el Papa Francisco hizo un llamado: “Queridos jóvenes ¿Quieren vivir la concreción de su amor?” Que vuestro “sí” siga siendo la puerta de ingreso para que el Espíritu Santo nos regale un nuevo Pentecostés a la Iglesia y al mundo.

Dichoso de participar en la JMJ

Por su parte, el presidente Hernández manifestó que “estamos optimistas con esta Jornada Mundial de la Juventud y felicitamos y aplaudimos la llegada del Papa Francisco a América Latina, particularmente a Centroamérica en Panamá”.

“A la juventud, a los adultos y a todos los que estamos aquí nos sentimos alegres y dichosos de haber participado de este encuentro”,  resaltó.

Sobre el mensaje que envía el Papa Francisco, dijo que  “es  la ruta de mejorar las condiciones para que nuestro pueblo se desarrolle y cada quien ponga su parte”.

“El apoyo a la microempresa, a la generación de empleo, infraestructura, programas sociales, salud, educación, son claves”, apuntó.

Seguidamente expreso que “estamos trabajando en esa ruta, pero obviamente cada quien debe de hacer su parte en la individualidad y en los grupos”.

“Yo creo que vamos en buen camino y todos debemos de estar de la mano unidos para sacar adelante nuestra nación”, concluyó el presidente de la República.

Al concluir la JMJ, se dio a conocer que la próxima sede será en Lisboa, Portugal.

El presidente Hernández y la primera dama, Ana García tuvieron un espacio para compartir con el Papa Francisco y con el cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga.

En el marco del encuentro, el Papa Francisco le obsequió al mandatario hondureño un rosario bendecido.