Falsos mitos del reciclaje, falsas excusas para no reciclar

  • El Consorcio Provincial de Residuos de Palencia desmonta una serie de mitos sobre el reciclaje y explica la importancia de separar en origen, es decir, de reciclar

Centro de Tratamiento de Residuos de Palencia.

Mito número 1: «La basura se mezcla en los camiones»: FALSO

Uno de los mitos más extendidos es que la basura se mezcla en los camiones, algo que es rotundamente falso. Habitualmente, su traslado se realiza en vehículos independientes, que recogen los diferentes residuos en distintos días de la semana. Ni siquiera se produce esa mezcla cuando recurren a camiones que permiten transportar los distintos tipos de basura de una sola vez, debido a su diseño compartimentado interior que permite un almacenamiento estanco e independiente.

Mito número 2: «En la planta de reciclaje mezclan lo que separamos en nuestros hogares»: FALSO

Tampoco es cierto ya que los Centros de Tratamiento de Residuos disponen de líneas de tratamiento a adecuadas a cada residuo, bien sea selectivo o mezcla, que canalizan sin interferencia los flujos desde la recepción hasta su tratamiento.

Mito número 3: «Si reciclamos en origen se eliminan puestos de trabajo»: FALSO

En algunos mentideros también circula que si reciclamos en origen se eliminan puestos de trabajo en las plantas de reciclaje. Según los estudios, sucede todo lo contrario. El reciclaje de residuos crea diez veces más empleos que si se eliminaran en vertederos. Solo la actividad de las empresas del sector que coordinan el reciclaje de los envases que se depositan en los contenedores amarillos y azules ha creado más de 42.600 empleos en España desde 2002, 9.400 de ellos directos, que bajo las nuevas políticas e iniciativas ligadas a la Economía Circular, que fomentan la incorporación como materias primas lo que hasta hoy eran residuos, se incrementarán sustancialmente.

Mito número 4: «Ahora el tratamiento de los residuos me cuesta más»: FALSO

Desde la entrada en servicio del sistema provincial de gestión de los residuos urbanos en 2006, el modelo de gestión cambia pasando de la eliminación directa en vertedero a otro en el que los residuos son sometidos a procesos de clasificación y valorización.. Por tanto, antes no se trataban los residuos y, AHORA SÍ.

Mito número 5: «Con el pago de las tasas por tratamiento ya cumplo con el reciclaje»: FALSO

Las tasas de tratamiento, como su nombre indica, cubren el coste del tratamiento de residuo urbano de todos los habitantes de la provincia de Palencia; tratamiento que se realiza, por distintas tecnologías, tanto mecánicas como biológicas, en una única planta o Centro de Tratamiento de Residuos (CTR), ubicado en el Páramo de Valdeseñor (T.M. de Palencia). Y esto es así, porque concentrando todo el residuo que generamos en un único punto de tratamiento, podemos hacer que el coste por tonelada sea menor, al utilizar economías de escala; es decir, una planta que trata más residuos tiene un menor coste unitario, puesto que hay costes fijos que se reparten entre todas las toneladas. En el CTR de Palencia se tratan al año unas 65.000 toneladas procedentes de 188 municipios de la provincia.

Pero el residuo de envase que llega también al CTR, llega a través de la recogida de su contenedor especifico, realizada en la capital o en la provincia. Y siguiendo esta misma pauta, es tratada de forma independiente para poder recuperar los materiales de valor a reciclar. Cuando un ciudadano compra un producto en el mercado cuyo envase es reciclable, ya está pagando en su precio, el coste de su recuperación, es decir: su recepción a través de contenedor, su traslado a planta y, en último lugar, su recuperación y reciclaje. Con lo que sólo la acción voluntaria y comprometida del ciudadano, para su depósito en el contenedor, hace cerrar este círculo -el de la economía circular – y, evitar, por otro lado, que dicho dinero ya pagado en su compra, vaya directamente ‘a la basura’ y sin posibilidad de recuperación. Por tanto, este sí es un esfuerzo totalmente inútil: pagar para no reciclar.

Mito número 6: «Contamina más reciclar que producir productos nuevos»: FALSO

Algunos datos desmontan esta teoría: fabricar una lata con materiales reciclados reduce un 95% de energía; si hablamos de fabricar papel, su reciclaje consume un 62% menos de energía y un 86% menos de agua que con el papel nuevo. De hecho, el reciclaje en España ha permitido que nuestro país ahorre 408 millones de m³ de agua y haya evitado el consumo de 26,6 millones de MWh de energía desde 1998. Solo en el año 2017, con la energía no consumida por el material reciclado, se ha ahorrado la energía suficiente para mantener una bombilla de 60w encendida durante más de 9 millones de años.

Mito número 7: «Reciclar es más caro que tirar los productos al vertedero»: FALSO

En materia económica, también es falso que reciclar sea más caro que tirar los productos al vertedero ya que la recuperación de materiales se traduce en un ahorro de materias primas convencionales y en una reducción de volúmenes a enviar a vertederos que después hay que mantener por un largo periodo de tiempo, y si entramos a valorar económicamente otros aspectos como el impacto ambiental de los vertederos el ahorro es aún mayor.

Y aunque los ciudadanos piensen, de forma individual, que si ellos no reciclan el mundo seguirá igual, esto no es así puesto que sin la ayuda individual el proceso de reciclaje sería imposible a gran escala. Gracias a que los residuos llegan separados a cada planta de tratamiento de residuos, el año pasado se pudo reciclar el 73,7% de los envases domésticos en nuestro país.

Por todo ello, ya no hay excusas para no reciclar. Y aquellos que no lo hacen por comodidad, tengan en cuenta que basta con un pequeño esfuerzo y un pequeño gesto para ahorrar energía, agua y materias primas, ya que todo lo que no se recicla acaba en un vertedero. Fuente:elnortedecastilla